Os proponemos una receta sencilla y barata, perfecta para todos los miembros de la casa, porque la base es una pechuga de pollo, una carne blanca magra que normalmente suele ser un poco insípida, pero que gracias a una salsa de pasas y frutos secos le vamos a aportar mucho sabor y jugosidad.

En esta ocasión la vamos a acompañar de una ración de arroz blanco para tener un plato que, acompañado de una buena ensalada será un menú completo para toda la familia.

Ingredientes

  • Pechuga de pollo limpia de piel y grasas, 350 g
  • Sal
  • Lima, 1
  • Pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra, 1 cucharada

Para la salsa de pasas y frutos secos:

  • Chalotas, 2 (o una cebolla pequeña)
  • Pimientos del piquillo asados, 5 o 6
  • Mantequilla de cacahuete Capitán Maní, 4 cucharadas
  • Pasas de Corinto, 50 g
  • Leche de almendras sin azúcar, 350 ml
  • Aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas

Preparación de la pechuga de pollo con salsa de pasas y frutos secos

01: Hidratar las pasas de Corinto

Ponemos las pasas de Corinto en un bol y añadimos 100 ml de leche de almendras sin azúcar.

 

 

02: Saltear el pollo

Cortamos el pollo en tiras finas, lo sazonamos con sal y pimienta y lo salteamos en una sartén a fuego alto con una cucharada de aceite de oliva virgen extra hasta que esté dorado pero sin tostarse. Lo reservamos junto con los jugos que haya podido soltar.

 

(Visited 539 times, 1 visits today)